jueves, 25 de julio de 2013

miércoles, 3 de julio de 2013

POSEER EL AMOR La vida viene a cuento.


En una de las aulas del colegio había varios niños, uno de ellos pregunto.

- Maestra, ¿que es el amor?.

La maestra sintió que el niño merecía una respuesta que estuviese a la altura de la pregunta inteligente que había formulado.

Como ya estaban en hora de recreo, pidió a sus alumnos que dieran una vuelta por el patio de la escuela y trajesen lo que mas despertarse en ellos el sentimiento del amor.

Cuando volvieron la maestra les dijo.

- Quiero que cada uno muestre lo que trajo consigo.

El primer alumno respondió:

- Yo traje esta flor, ¿no es preciosa?.

Cuando llego su turno el segundo alumno dijo:

- Yo traje esta mariposa. Me gusto el colorido de sus alas; la voy a colocar en mi colección.

El tercer alumno dijo:

- Yo traje este pajarito que se cayó del nido, ¿no es lindo?.

Y así los chicos, uno a uno, fueron mostrando lo que habían recogido en el patio.

Terminada la exposición, la maestra noto que una de las niñas no había hablado y que había permanecido quieta durante todo el tiempo. ¿Se sentía avergonzada porque no había traído nada?.

La maestra se dirigió hasta ella:

- Muy bien, ¿y tu Carlota?. ¿No has encontrado nada?.

La criatura, tímida, respondió:

- Disculpe, maestra. Vi la flor y sentí su perfume, pensé en arrancarla pero preferí dejar que siguiera soltando su aroma. Vi la mariposa, suave y colorida, pero parecía tan feliz que no tuve el coraje de aprisionarla. Vi también el pajarito caído pero, al subir al árbol, note la mirada triste de la madre y preferí devolverlo al nido. Por lo tanto, maestra, traigo conmigo el perfume de la flor, la sensacion de libertad de la mariposa y la gratitud que observe en los ojos de la madre pájaro. ¿Como puedo mostrar lo que traje?.

La maestra dio gracias a la alumna y la premio con una nota máxima, por ser la única que había logrado comprender una gran verdad: solo podemos llevar el amor en el corazón.